Xabier


Al terminar mis estudios de bachiller, fue mi padre quien me animo a estudiar Enología. A decir verdad él ya tenía bastantes conocimientos sobre el vino por lo que me animé a cambiar de aires.

Estuve estudiando en Madrid donde además de pasármelo de primera comencé a dar mis primeros pasos en el mundo profesional. Aprendí lo que era el vino, a mimarlo y a quererlo.

Además de eso aprendí a trabar en equipo, pero Madrid no está a diez minutos y echas de menos a la familia y, sobre todo a la novia. Parece que fue ayer y Sonia no solo es mi mujer sino que ya me ha dado dos hijos maravillosos.

La verdad es que tuve suerte y mientras trabajaba en Madrid encontré un nuevo reto como técnico comercial, en parte gracias a mi hermano. Ya sabes, los mayores siempre van por delante. Así que, de pronto, me vi trabajando en una de las mejores empresas del sector enológico.

Aquí también aprendí mucho, tuve y tengo unos buenos compañeros que me enseñaron todo lo que ellos sabían, pero sobre todo me presentaron a algunos de los que os pasais por aquí.

Pero al igual que el vino evolucionaba yo también decidí evolucionar, quería ir a la par, aprender, aprender y aprender. Y entonces se creo AZ3 Oeno. Es donde trabajo actualmente. Aquí nos juntamos 4 compañeros de correrías, con ganas de hacer las cosas bien, de intentar trabajar con la élite en el mundo de la enología y de la investigación, de buscar respuestas a todas las preguntas; en definitiva, entender bien lo que la naturaleza nos ha dado. Mi trabajo se mueve entre la tradición y la ciencia, y esa tensión es la que me ha hecho evolucionar.

Todo esto lo que me ha empujado a participar en Oenoblog: no siempre va a ser recibir, también hay que saber dar. Para responder a todos aquellos que empiezan como empecé yo, y se preguntan muchas cosas y no tienen las respuestas. Por eso me gusta tanto eso de juntos sabemos más.